Gux°Blog

Visita a los pesebres o nacimientos (Koox jantík u tuuch le chaambaló): Una tradición Teabeña

En el siglo XIII, en la navidad de 1223 en Rieti Italia, San Francisco de Asís tuvo la inspiración de recordar el nacimiento del niño Jesús, por lo que construyó una chocita con paja, imitando el portal donde la virgen María había pasado la noche de su alumbramiento. Llevó un pesebre al interior, trajo un burro y un buey e invitó a todos los lugareños a representar la hermosa y emotiva escena; en poco tiempo, toda Italia estaba haciendo lo mismo. De ahí se difundió a España y luego a toda la Europa cristiana. Los frailes franciscanos durante la evangelización trajeron a nuestro continente esta tradición, misma que fue adoptada favorablemente.

La tradición de elaborar pesebres en navidad en el municipio de Teabo tiene su particular característica que lo hace único en el Estado de Yucatán –de acuerdo a diversas investigaciones realizadas–, esto es, la actividad conocida en el municipio como visita a los pesebres o nacimientos (comúnmente los pobladores dicen Koox jantík u tuuch le chaambaló), misma que se realiza el día 24 de diciembre de cada año. Dicha actividad se ha ido practicando de generación en generación y es un hecho que este jueves igualmente se llevara a cabo.

Los nacimientos que son visitados son diversos, se pueden realizar de manera tradicional y rudimentaria, hasta más elaborados e ingeniosos, todo esto dependiendo del tiempo invertido, así como del ingenio propio de las familias. De esta manera se pueden apreciar nacimientos en forma de barco, castillos, iglesias, casas de paja, cueva, entre otros; todos estos acompañados con sus respectivos decorados, así como del árbol de navidad y de luces multicolores.

Lo más representativo de esta tradición es que por la noche las familias que cuentan con un nacimiento abren las puertas de su vivienda para que la gente de diferentes edades visiten estos nacimientos, donde se les ofrece dulces tradicionales como son: el dulce de papaya, camote, calabaza, ciruela, buñuelos, arroz, manjar blanco, tacos, panuchos, etc. De esta manera es que aproximadamente a partir de las 7 de la noche y antes de la misa de navidad se puede observar a grupos de niños, jóvenes y familias completas caminando por la calles de la población, visitando las casas que realizaron un nacimiento.

La finalidad de la repartición de dulces es enfocado al aspecto religioso: consiste en compartir y agradecer la humilde visite al niño dios y cuidarlo durante su nacimiento.

Después de la noche buena en diversos hogares se realizan las conocidas novenas al niño dios, algunas son de tipo familiar y otras abiertas al público; después de los rezos que se hacen generalmente por la noche, se reparten dulces tradicionales, a esta práctica se le conoce como t’ox ch’uujuk (reparto de dulces) y el último día de los novenarios se celebra el fin de los mismos y la promesa de realizarlas el próximo año.

Ahora que ya tienen un poco más de información sobre esta tradición; saben que pueden visitar los nacimientos en las casas de los pobladores y además les ofrecerán un sabroso dulce tradicional, espero que puedan salir y disfrutar de esta rica tradición, que como se ha mencionado, es propia de la comunidad, de igual manera esperamos a toda nuestra familia teabeña que por alguna razón ha migrado y que en estas fechas regresan a recoger sus pasos.

Que tengan una feliz y dulce noche buena, una excelente navidad y un maravilloso inicio de año!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s