Gux°Blog

Más reciente

Hanal Pixan – El regreso del alma para visitar a sus familiares

Extracto de: www.mayas.uady.mx/

    La conmemoración de los fieles difuntos o hanal pixan (comida de ánimas), posee un significado más grande, no consiste sólo en colocar la comida en la mesa, sino que requiere de una preparación de varios días: limpiar la casa, preparar los manteles, recordar los guisos preferidos del alma de quien se espera su visita, lavar toda la ropa sucia para no dejar trabajo a las almas, en fin, se espera la llegada del alma con cariño. Se habla del alma como una persona viva, se recuerda sus consejos, sus enseñanzas, su bondad o su maldad, porque según como vivió en la tierra, así será recordado.

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

 

    Las familias suelen comentar cómo fueron sus difuntos en vida y no los condenan, al contrario, piden que Dios se compadezca de sus almas y rezan más por ellos. Aunque en vida pudo haber hecho sufrir a los familiares, éstos esperan con cariño la llegada del hanal pixáan para recibir con afecto y generosidad la visita del alma deseando que goce de felicidad. Algunas personas lo expresan en maya diciendo:

In ki’ichkelem yùum sa’as u si’ipil le u kili’ich pixàan in láako’ ch’a’a óotsilil ti’ Yo’olal u yantal ki’imak óolal ti’ yéetel a kili’ichil.
(Dios mío, perdona las faltas del alma de mi santo pariente, para que tenga la alegría de estar contigo).

    Las familias preparan su altar por convicción personal, por afecto a alguien que esperan para convivir durante el hanal pixan. El alma regresa a visitar a sus familiares: sería una pena para él llegar al hogar sin ser esperado, encontrar la casa sucia y sin nada de alimento preparado, eso significaría un olvido total de los familiares.

    Existían narraciones que se contaban acerca de ese olvido. Por ejemplo, dicen que en un pueblo existía un hombre que no creía en el regreso de las almas y no preparaba nada para ellas. Llegó el día del hanal pixan y no compró ni pan ni chocolate para no convidar a las almas de sus familiares muertos. Pero al amanecer del día 31 de octubre, entre sueños oía murmullos en la cocina, el ruido del batidor y salió para ver quienes conversaban en la cocina, el susto que se llevó fue grande, vio la cocina llena de personas vestidas de blanco desayunando. Entonces comprendió que las almas de sus familiares habían regresado a su hogar, pero nadie los convidó al desayuno, ni fueron esperados por nadie. Ellos solos habían preparado su desayuno para enseñar al familiar vivo que volvieron para convivir con él, aunque éste no se acordó. Según mi abuela, quien nos contaba este cuento. El señor tacaño contó a sus hijos lo que vio y prometió esperar el alma de sus parientes para el hanal pixàan y ser generoso con ellos, pero no pudo cumplir con su promesa porque murió ese mes de noviembre. Como castigo de las almas hacia él, tuvo que cargar las ofrendas y velas que recibieron de regalo las almas durante el hanal pixàan. Se cree que el alma de las personas que mueren durante el mes de noviembre no dejan pronto este mundo, ellas tendrán que cargar las ofrendas que recibieron todo los difuntos durante la conmemoración de los fieles difuntos. En maya les dicen H kúuchkibo’ob, (los que cargan las velas). Por eso, se recomienda esperar con cariño a las almas para convivir con ellos, debe ser un encuentro familiar entre vivos y muertos.

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

 

 

Las ofrendas: expresión simbólica de nuestro afecto hacia las almas

    Si ya saben a quienes están esperando para el hanal pixan, es muy fácil depositar en la mesa los manjares que ellos preferían comer en vida.

    No consiste sólo en colocar el altar y la comida, sino también recordar a alguien. Si a tu familiar le gustaba el atole nuevo, el tamal, el relleno negro, el chocolate, el pan de elote, los vaporcitos, los dulces, las jícamas y las naranjas dulces, las mandarinas, el xe’ek, etc., ponlo en la mesa.

    Todas estas ofrendas son las que se les ofrece a las almas para recibirlas, porque pueden disfrutarlo en familia, permanecen en el hogar, tienen tiempo para acompañar a la familia. En cambio, las ofrendas para la octava se preparan especialmente para que el alma lo lleve a su morada.

 

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

 

    Para facilitar su traslado tienen que ser alimentos sin caldo, por eso se deposita en la mesa suficiente píibil kàax, el píibil xpelon para que el alma tenga para un año.

    Si el 31 de octubre o el 1º de noviembre se colocan pibes en el altar, estamos expresando simbólicamente a las almas que ya es hora de partir. Cada ofrenda simboliza nuestro amor, cariño y afecto hacia el alma que nos visita, si no hay eso, aunque las mesas estén llenas de flores, velas, incienso y todo lo que puedan comprar para depositar en ella, resulta ser una simple representación. Esta última sólo se hace para obtener un premio o para ser observado por los turistas, aunque se hinquen a rezar cuando se acercan los jurados, es sólo representación, no expresa el verdadero sentido del hanal pixan.

 

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

 

    No existe una mutua relación entre vivos y muertos, no se habla de ellos, ni se recuerda sus enseñanzas, no hay una mutua ayuda entre vivos y muertos. Porque el verdadero sentido del hanal pixàan es que los vivos recen por las almas de sus seres queridos o por todas las almas y éstas a su vez nos ayudan a vivir nuestros valores, ruegan por nosotros, se preocupan por ayudarnos a solucionar nuestros problemas, etc.

    Por eso el poner “la mesa” para el hanal pixàan tiene un significado muy grande que es compartir generosamente nuestros alimentos con las almas de nuestros familiares y ellos comparten también con nosotros su experiencia y nos ayudan en la vida diaria.

    Si el yucateco es generoso por tradición, lo manifestamos también con las almas, al depositar en la mesa de ofrendas un plato de comida extra, agua, tortilla y vela para el alma que nadie se acuerda de ella. En algunos libros que hablan sobre el hanal pixan se dice “se deposita en la puerta una ración de comida para el alma sola”.

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

 

    En la vida real no he visto ningún altar o comida depositada en la puerta de las casas, pero sí lo he encontrado en la misma mesa preparada para las almas. Algunos piensan que colocar la comida en la puerta se puede interpretar como un recuerdo de mala gana hacia el alma desconocida.

    Las familias del pueblo dicen que colocan la comida para el alma sola porque puede ser que el alma del familiar lo invite a su casa para compartir con él las ofrendas. Si es un invitado no se debe dejar en la puerta, sino recibirlo como se recibe el alma de un familiar.

 

 

Concurso de altares del Hanal Pixan,
Patio Central de la UADY, Octubre 31 de 2000
Foto: Miguel Güémez

    Así pues, el hanal pixan no es una simple conmemoración folklórica, sino un espacio en nuestro ciclo anual que nos permite asimilar y reproducir nuestra cosmovisión y nuestro amor hacia los seres queridos que han fallecido, de igual manera sabemos que ellos nos ayudan desde el más allá.

    Todos los que recuerdan con amor las almas de los difuntos en esta tierra, recibirán protección de ellos en este mundo.

    La creencia de una vida después de la muerte permite que exista una mutua comunión entre vivos y muertos.

TOCA TU CHUCHÚ

A manera de comedia estos jóvenes buscan fomentar la autoexploración de mama para  estar pendientes frente a riesgos de cancer…
Si otros vienen y lo agarran, tú por qué no? =)

Como que he andado algo olvidado del blog jeje, veamos como actualizar algo jeje… saludos

Imagen

CARTA DE UN PADRE A SU HIJO GAY

CARTA DE UN PADRE A SU HIJO GAY

‘Nate,

Escuché tu conversación telefónica con Mike anoche acerca de tus planes para ‘salir del clóset’. Lo único que necesito que planees es traer a casa naranja y pan después de clase. Estamos fuera, como tú ahora.

He sabido que eras gay desde que tenías seis años, te he amado desde que naciste.

– Papá

PD: Tu madre y yo creemos que tú y Mike hacen una linda pareja.’

Imagen

Los amo mis orines! jeje

Los amo mis orines! jeje

Muy interesante: Una chica gay pide consejos para poder hablar con su madre sobre su orientación sexual

Antes de discriminar a alguien por su orientación sexual consideren que es un ser humano con derecho de vivir su libertad y vida, aquí dejo un texto de una página muy interesantes, donde una chica pide consejos para hablar con su familia, el temor la limita pero siente la necesidad de ser ella sin mentiras frente a su familia… interesantes, leeanlo y se daran cuenta que ser gay en una sociedad como la nuestra no es cosa facil…

http://www.facebook.com/elclosetespararopa

-Me es un poquito difícil escribir esto ya que es una red social. Antes que nada me gustaría que esto quede entre la persona que lo lea y yo o si lo publicarán que sea “anónimamente”

Tengo ya 16 años y puedo decir que soy lesbiana(Homosexual se me hace más correcto).
Hace dos años me hice la idea, en pocas palabras,me acepté.
Mis padres no lo saben aún y la verdad es algo que les he querido decir desde hace mucho tiempo. Mi madre es religiosa, a veces siento que lo es demasiado. A veces hace comentarios que me lastiman demasiado “Dios nos hizo hombre y mujer para poder procrear. No para enamorarnos de nuestro mismo sexo. Los “gays” se irán al infierno” “Qué asco que dos personas del mismo sexo se estén besando” “Uyy ni me menciones a los homosexuales, se me pone la piel chinita” o peor aún “¡QUÉ ASCO!!”
Justo cuando me armo de valor para sentarme en su cama y decirle “Mamá, me gustan las niñas” me imagino su mirada llena de “asco” como dice ella, miedo, decepción y mil cosas más. He tratado muchas veces de intentar cosas con los muchachos, sólo para no decepcionarla pero… No puedo… simplemente no es lo que yo quiero, no es lo que me tocó ser.

Todos mis amigos saben de orientación y lo aceptan sin problema alguno. La primera vez que me enamoré de una chica fue a distancia y ese es el punto “extraño” de todo esto. Yo sé que enamorarse a distancia es muy difícil pero ¿Qué pasa cuando es alguien de tu mismo sexo? Las primeras semanas no lo entendía bien. Sabía ya desde antes que por alguna “extraña” razón me llamaban más la atención las chicas que los chicos y entonces, después de muchas vueltas y evitadas de tema lo entendí… Lo acepté. Me gustaba una chica y NADA podía cambiarlo. Me sentía muy feliz de quererla.

Muchos me decían “hasta que no beses a una mujer no vas a saber si te gusta o no” La primer chica a la que besé fue por “experimentación” y ella estaba de acuerdo (También es homosexual) ¿Qué sentí? Puedo emplear el término de “Nada” pero me quiero referir a que sentí lo mismo que cuando besé a un chico. No había diferencia para mí y lo capté por milésima vez: Ser lo que soy, ser quien soy es totalmente normal.

He tenido la oportunidad de querer a alguien y compartir momentos a su lado. Besarla, abrazarla, quererla. Es lo más lindo que me ha podido pasar en mi tan corta vida.

Quiero decirle a mis padres sobre mi orientación, dejarles de inventar muchachos con los que salgo o puedo “llegar a salir” Quiero poder estar con la persona que quiero sin temor a ser “descubierta” Quiero que mi madre, más que nadie, acepte quien soy y deje sus indiferencias por un lado, que no me mire con asco o me tema. No muerdo.

Cuando la gente se mantiene con la mente cerrada no deja avanzar, piensa que siempre están en lo correcto y no acepta un cambio. A pesar de que ella es mi madre puedo decir que aún le faltan cosas para terminar de “crecer” y “llenar” su vida. Le falta aceptación al prójimo y coraje para enfrentarse a esta realidad. Quisiera, con todo el corazón que ella tenga la fuerza para aceptarme y yo el coraje necesario para enfrentarla.
A mi nadie me “convirtió”, así nací y la verdad me gusta ser quien soy.

Sé que me extendí mucho en el tema y lo que busco aquí es un consejo. ¿Cómo armarme de valor para decirles quién soy a mis padres y cómo sería la manera correcta de abordar el tema?

Muchas gracias por haber creado esta excelente página. Sé que a muchos como yo, le ha sido de gran ayuda.

Con mucho cariño y un poquitín de miedo, una chica de 16 años.

– ¿Qué le podrían contestar a esta lindura? 🙂